A TÍTULO DE PRESENTACIÓN


En la búsqueda efectuada en bibliotecas digitales de todo el mundo y en webs especializadas, se consiguen en muchas ocasiones libros e imágenes muy interesantes, y que quedan relegadas al olvido para la mayoría, bien por no conocer la manera de acceder a ellas o lo más frecuente porque ni siquiera se conoce su existencia.

Pretendo al respecto mostrar aquí algunas de esas obras e imágenes y remitir al lector a su fuente original para que caso de interesarle el tema, pueda ampliar sus conocimientos.

Todas las sugerencias y críticas constructivas serán bienvenidas, al igual que sus comentarios.

Saludos





viernes, 28 de diciembre de 2012

ARTE JAPONÉS: LOS NETSUKE

Los netsuke son esculturas en miniatura que se cree fueron inventadas en el siglo XVII en Japón para prestar una función práctica. Las vestimentas tradicionales japonesas denominadas kosode y kimono no tenían bolsillos; sin embargo, los hombres precisaban disponer de algún medio para guardar sus elementos personales tales como pipas, tabaco, dinero, sellos o medicinas.

La solución que encontraron fue almacenar dichos objetos en pequeños contenedores o bolsas (denominados sagemono) que se colgaban de sogas de las fajas de sus vestimentas (obi). Los contenedores eran bolsas pequeñas o cestas tejidas, pero los más populares eran unas cajitas muy bellas denominadas (inro), que se mantenían cerradas mediante el ojime, que eran cuentas o cuerdas deslizables. Más allá de la forma y tipo de contenedor, el seguro que retenía el cordel en la parte superior del recipiente era un elemento tallado pequeño denominado netsuke.

El netsuke, al igual que el inro y el ojime, evolucionaron a lo largo del tiempo de un uso estrictamente utilitario a pasar a ser objetos con un gran mérito artístico y que presentaban el trabajo de avezados artesanos. Tales objetos poseen una larga historia que recoge aspectos importantes del folclore y la vida en Japón. La producción de netsuke fue muy popular durante el período Edo en Japón (1615-1868). El arte ha perdurado hasta la actualidad, y algunas obras modernas se cotizan a precios elevados en Gran Bretaña, Europa, Estados Unidos y Japón.

Existen varios tipos de netsuke, entre los que figuran:

katabori netsuke o escultura netsuke - Este es el tipo más común de netsuke. Son figuras tridimensionales compactas talladas en una forma esférica y por lo general poseen de 3 a 9 cm de diámetro.

anaborinetsuke o " netsuke ahuecado" - es un subconjunto de los katabori los cuales se tallan para tener un centro hueco. Unos de los motivos más comunes de este tipo de netsuke son las valvas.

sashinetsuke - Esta es una forma alargada de katabori, literalmente netsuke "pincho" , de longitud similar a los palillos y utilizados como netsuke improvisados antes que se comenzaran a utilizar piezas talladas. Tienen unos 15 cm de largo.

netsuke men o netsuke máscara - la categoría más voluminosa luego de los katabori. A menudo estas son imitaciones de máscaras noh de mayor tamaño y comparten ciertas características tanto con los netsuke katabori .

Los primeros netsuke se hicieron en madera (ébano, bambú, boj, sándalo...etc.) y posteriormente comenzaron a realizarse en materiales más costosos, como cuerno de ciervo, hueso, piedras duras...etc. A partir del siglo XVIII se impuso la utilización del marfil, que se importaba de China o Corea. De este material están hechas las piezas más apreciadas. Posteriormente, con la prohibición de comerciar con el marfil de elefante se han utilizado para su realización colmillos de morsa, de cachalotes, marfil de mamut, de hipopótamo, etc., además de porcelana, laca, metal, cuero, coral, ámbar...y otros materiales.

En cuanto a la forma, existen cinco tipos principales de netsuke que miden aproximadamente una pulgada de alto por una pulgada de ancho y una pulgada de profundidad: manju, ryusa, kagamibuta, sashi y katabori. Manju, ryusa y kagamibuta tienen formas de esfera aplanada. El netsuke manju lleva el nombre de la confección japonesa que se le parece. El netsuke ryusa es similar en forma pero es hueco en su interior y el diseño de cada lado se talla a través del centro. Kagamibuta es más parecido a una calabaza redonda aplanada, con el cuerpo de marfil y la tapa de metal.

Originalmente usado como parte de un conjunto del kimono masculino por los hombres de la clase guerrera, el Inro y el netsuke se desarrollaron como una forma de consumo conspicuo dentro de una cultura que imponía un rígido sistema de cuatro niveles sociales, con los guerreros en la parte superior, seguido por los agricultores que cultivaban la tierra, los artesanos que elaboraron los bienes materiales y los comerciantes en la parte inferior. Los artesanos y comerciantes eran llamados colectivamente ciudadanos, o chonin. Teniendo en cuenta que los comerciantes tenían un nivel económico mejor que muchos miembros de la socialmente superior clase militar, los Inro y netsuke permitieron a los comerciantes exhibir su riqueza sin romper las leyes suntuarias que regulaban los tipos de casas que podían construir o tejidos que podrían llevar. Estos objetos a menudo hechos de materiales caros, raros y con la firma y sello del escultor, fueron diseñados por tanto, no sólo por su capacidad funcional, sino también como indicadores de la riqueza de su propietario.

Los temas utilizados para esculpir estos accesorios eran muy variados, escenas de la naturaleza, cuentos míticos, personajes históricos, máscaras utilizadas en las representaciones teatrales, los dioses y demonios .Otros subgrupos de objetos sugieren una fascinación erótica, lo grotesco, o parodias y representaciones satíricas de la cultura de élite. Teniendo en cuenta que los netsuke eran pequeños y fáciles de ocultar, las representaciones de temas obscenos o iconografía satírica podría ser fácilmente escondida de las autoridades militares del Clan Tokugawa que dominaron el Japon durante el periodo Edo, proporcionando así a la gente del pueblo una rebelión subversiva encubierta contra las normas culturales neoconfucionistas que prevalecían oficialmente durante este periodo.

Durante el siglo XIX, se produce la transición de los netsuke de accesorios funcionales y de moda en objets d'art codiciados por los occidentales por sus exquisitas tallas y tamaño diminuto. Tras la apertura de los puertos japoneses al comercio exterior en 1854 y la posterior introducción del estilo occidental en trajes y uniformes, el kimono retrocedido a los confines de la esfera privada. Una vez que las tallas dejaron de ser pertrechos necesarios para la vestimenta masculina cotidiana, la demanda de netsuke como un accesorio de moda se redujo también. Pero con el creciente número de extranjeros residentes en Japón, el mercado de netsuke como una pieza de colección se incremento notablemente. La mayoría de netsuke se puede sostener en la palma de la mano, lo que lo hace un recuerdo perfecto de las visitas a lo que entonces era un "Oriente exótico". Compacto y portátil por diseño, el netsuke se exportaba en grandes cantidades. El joyero ruso Peter Carl Fabergé (1846-1920), conocido por sus huevos Fabergé del mismo nombre, fue cautivado por el netsuke y se convirtió en un ávido coleccionista.

Cediendo a las tradiciones establecidas por los tallistas japoneses del período Edo, escultores contemporáneos infunden al netsuke vitalidad y frescura a la vez que honran sus atributos originales y funcionales. Ya no es necesario el empleo de diseños compactos con superficies lisas para evitar daños en los kimono de seda, ni materiales resistentes para evitar el riesgo de rotura, los diseñadores modernos y contemporáneos son libres de incorporar nuevos materiales y formas inusuales en su labor.

El Netsuke hecho a mano por escultores contemporáneos revela el atractivo internacional de la que fuera la quintaesencia de la tradición japonesa. Hasta la década de 1960, la mayoría de profesionales talladores netsuke eran ciudadanos japoneses. A principios de la década de 1960, no japonés comenzó a tallar netsuke, y el número total de talladores internacionales ha crecido a más de cien. Hoy en día, el netsuke es apreciado por los talladores y coleccionistas de todo el mundo. Una de las colecciones más famosas del mundo contemporáneo de netsuke , recopilada por el difunto Príncipe Imperial Norihito Takamado (1954-2002), da fe de las formas en las que la innovación y la experiencia pueden crecer a partir de una rica tradición histórica, aunque a una escala increíblemente pequeña.

Por suerte existen varias fuentes sobre este arte en la red, tanto para imágenes como información textual. En cuanto a objetos unas con mayor tamaño y resolución y otras no tanto. Les expondré a continuación una selección de piezas de las web que he utilizado para descargar imágenes, si quieren ver los diferentes ítems de cada una utilicen los enlaces respectivos.

Para ampliar piquen sobre la imagen y una vez en el servidor escojan tamaño original.

Bolton Museum and Archive Service,   45 items a muy alta resolución ENLACE .

001- Shishi  león guardián chino esculpido en marfil-Bolton Museum and Archive Service

001- Shishi león guardián chino esculpido en marfil-Bolton Museum and Archive Service.

002-Netsuke de Marfil bola tallada con libélulas, mariposas, una tortuga, una rana, caracoles y cangrejos-Bolton Museum and Archive Service

002-Netsuke de Marfil bola tallada con libélulas, mariposas, una tortuga, una rana, caracoles y cangrejos-Bolton Museum and Archive Service.

003-Netsuke de Marfil representa a una mujer con el pelo largo recogido hacia atrás con una caja-Bolton Museum and Archive Service

003-Netsuke de Marfil representa a una mujer con el pelo largo recogido hacia atrás con una caja-Bolton Museum and Archive Service.

004- Netsuke de madera que representa a un demonio con cuernos de marfil sobre una calavera humana de gran tamaño-Bolton Museum and Archive Service

004- Netsuke de madera que representa a un demonio con cuernos de marfil sobre una calavera humana de gran tamaño-Bolton Museum and Archive Service.

005-Marfil netsuke con detalles de color. Representa un grupo de cinco mandarinas acompañados de una geisha que sostiene un abanico-Bolton Museum and Archive Service

005-Marfil netsuke con detalles de color. Representa un grupo de cinco mandarines acompañados de una geisha que sostiene un abanico-Bolton Museum and Archive Service.

006-Netsuke de Marfil representa a un hombre que lleva una rama sobre sus hombros con un saco atado a un extremo y un niño-Bolton Museum and Archive Service

006-Netsuke de Marfil representa a un hombre que lleva una rama sobre sus hombros con un saco atado a un extremo y un niño-Bolton Museum and Archive Service.

007- Marfil-Los marineros representan los Siete Dioses de la Buena Fortuna-Bolton Museum and Archive Service

007-Este netsuke muestra siete marineros a bordo de un barco que tiene la forma de un dragón del mar. Los marineros representan los Siete Dioses de la Buena Fortuna. Estos dioses son a veces llamados los Siete Dioses de la Felicidad-Bolton Museum and Archive Service.

En el blog Diario de Ludiko (en ruso) post sobre Netsuke con muchas imágenes AQUÍ a continuación una muestra.

008-Netsuke talla en marfil-Via liveinternet.ru

009-Netsuke talla en marfil-Via liveinternet.ru

010-Netsuke talla en marfil-Via liveinternet.ru

Imágenes en Wikimedia Commons ENLACE

011- Netsuke representando a Buda en marfil de mamut- Wikimedia Commons

011- Netsuke representando a Buda en marfil de mamut- Wikimedia Commons.

012-Netsuke de Fukurokuju dios de la sabiduria talla en marfil- Wikimedia Commons

012-Netsuke de Fukurokuju dios de la sabiduria talla en marfil- Wikimedia Commons.

013-Netsuke deMiura shi Yoshinaga – ayudante de Ryujin soberano de los Mares y Mareas- Wikimedia Commons

013-Netsuke deMiura shi Yoshinaga – ayudante de Ryujin soberano de los Mares y Mareas- Wikimedia Commons.

Buenas imágenes y excelentes explicaciones de las mismas en el blog OKIMONO NETSUKE

014- Netsuke tallado en marfil, 15 máscaras del teatro Noh. Colección Oñate-via OKIMONO NETSUKE

014- Netsuke tallado en marfil, 15 máscaras del teatro Noh. Colección Oñate-via OKIMONO NETSUKE .

015-Netsuke en marfil, Palacio del mar, Colección Oñate- via OKIMONO NETSUKE

015a-Netsuke en marfil, Palacio del mar, Colección Oñate -detalle- via OKIMONO NETSUKE

Un netsuke que nos describe lo que generalmente se llama espejismo del palacio del mar. Se refiere al palacio del rey dragón en la mítica ciudad de Horai o Shinkiro. La pieza que tiene una firma, está tallada con gran maestría y si logramos imaginar sus medidas en las que el alto es de 2.8 cm, el ancho es de 4 cm. y la profundidad 2.9 cm. nos damos cuenta del minucioso trabajo realizado por el tallista tanto en detalles como en dificultades.

Sobre fines del siglo XIX, el escritor Lafcadio Hearn radicado en Japón, sacó a luz la leyenda de Horai. Según la mitología oriental, Horai sería una misteriosa ciudad que surge del mar y no necesariamente en un mismo lugar sino que se aparece a determinadas personas y en diferentes lugares. El mismo Hearn, en esa historia recoge la información de cómo era vista la ciudad según la mitología china y así lo describe: En Horai no hay ni muerte, ni dolor, y no hay invierno. Las flores en ese lugar nunca se desvanecen, y los frutos nunca faltan, y si uno prueba esos frutos, incluso una vez, nunca se volverá a sentir sed o hambre. En Horai crecen las plantas encantadas So-rin-shi, y Riku-go-aoi, y Ban-kon-to, que curan toda enfermedad, y también crece la hierba mágica Yo-shin-shi, que resucita a los muertos, y la hierba mágica es regada por un agua de hadas de las cuales un solo sorbo confiere la eterna juventud. El pueblo de Horai come su arroz de cuencos muy pequeños, pero el arroz nunca disminuye dentro de esos cuencos, hasta que el comensal no desea nada más. Y el pueblo de Horai bebe el vino en vasos muy pequeños, pero ningún hombre puede vaciar uno de esos vasos y sin embargo se puede tomar con firmeza, hasta que llegue sobre él la somnolencia agradable que la bebida otorga.

Sin embargo, la visión japonesa es diferente a la leyenda china y el mismo Hearn reconoce estas diferencias aclarando que lo que escriben los Chinos no es verdad y da una versión japonesa: Hay cosas maravillosas en Horai, y lo más maravilloso de todo no ha sido mencionado por ningún escritor chino. Me refiero a la atmósfera de Horai. Se trata de una peculiar atmósfera del lugar, y, por ello, la luz del sol en Horai es una luz lechosa que no deslumbra, sorprendentemente clara, pero muy suave. Esa atmósfera no es de nuestro período de la humanidad: es enormemente vieja, y está hecha de espíritu, el contenido de trillones de trillones de generaciones de almas mezcladas en una sola translucidez inmensa, almas de personas que no pensaban de forma parecida a la nuestra. Cualquiera que sea el hombre mortal que aspira esa atmósfera, recibe en su sangre la emoción de estos espíritus, que cambian el sentido dentro de él, remodelando sus nociones de espacio y tiempo,de manera que sólo puede ver como ellos veían, y sentir como ellos solían sentir, y pensar en lo que se solía pensar.

Debido a que en Horai no hay maldad, nunca los corazones de las personas envejecen. Y, por ser siempre joven en el corazón, el pueblo de Horai sonríe desde el nacimiento hasta la muerte. Toda la gente en Horai tienen amor y confianza entre sí, como si todos fueran miembros de una sola familia; y la charla de las mujeres es como el canto de los pájaros, porque sus corazones son de luz como las almas de los pájaros y el balanceo de la de las mangas de los kimonos de las doncellas cuando juegan parece un revoloteo de alas anchas y suaves. En Horai nada se esconde, no hay motivos de vergüenza, y no hay nada cerrado, porque no puede haber ningún robo, y por la noche así como durante el día todas las puertas permanecen sin tranca, porque no hay razón para temer. Y debido a que las personas son pequeñas como las hadas aunque mortales, todas las cosas en Horai, excepto el Palacio del Dragón-Rey, son pequeñas, pintorescas y curiosas y esta gente realmente come su arroz en cuencos pequeños, y beben el vino en vasos muy pequeños...

Tras una búsqueda que se vio un tanto dificultada por estar la firma un poco gastada, hemos logrado establecer que la misma pertenece a Kagetoshi, (1800 - 1869), coloco en la foto a la izquierda la firma tomada de un libro y a la derecha la firma de esta pieza. A pesar que con la foto es un poco mas dificil observar la firma, cuando se tiene la pieza en la mano y se la hace girar, se puede ver mejor la misma y se nota la coincidencia con la de la foto. Se cree que Kagetoshi vivió en Nagoya, si bien se piensa que vino de Tokio.

Kagetoshi fue un tallista que realizó entre sus temas favoritos ciudades tales como la representada en este netsuke. En su libro, Collectors' Netsuke, Raymond Bushell, nos cuenta que la señora Mary Hillier, escribió un artículo llamado "Kagetoshi y sus netsuke" que fue publicado en Orient Arts en 1964. En ese artículo nos cuenta el descubrimiento que la señora Hillier hizo en el Museo Británico de un cuaderno perteneciente a Kagetoshi en el que había unos 50 bosquejos de netsukes. Esperamos nuestro próximo viaje a Londres, para tratar de ver esos bosquejos y si alguno corresponde a esta pieza.

Nota: el texto anterior, tomado de la descripción de la imagen en el blog mencionado

016-Netsuke en marfil, Daikokuten. Colección Oñate-- via OKIMONO NETSUKE

016-Netsuke en marfil, Daikokuten. Colección Oñate-- via OKIMONO NETSUKE.

Un muy buen netsuke, que representa a Daikokuten, uno de los siete dioses de la suerte de Japón. En esta pieza que está firmada, y que mide 3.8 cm de alto y en su parte más ancha sería de 4.1 cm., el tallista ha realizado un trabajo minucioso ya sea en rostro, vestimentas y el detalle de las ratas que quieren robarse el martillo mágico de Daikoku mientras este los mira con cierta diversión y benevolencia.

A Daikokuten dios de la tierra, la prosperidad, los granjeros, el control de las inundaciones y de los 5 cereales. Se lo representa llevando o con bolsas de arroz, cargando una bolsa a sus espaldas, a veces usando gorra o capucha. Puede estar acompañado por ratas (se encuentran donde hay comida). Muchas veces se lo muestra con Ebisu quien sería su hijo.

Objetos Netsuke en el British Museum ENLACE , una muestra de los que pueden encontrar:

017- Nestuke representado a un fantasma ciego-madera y metal-© Trustees of the British Museum

017- Nestuke representado a un fantasma ciego-madera y metal-© Trustees of the British Museum.

018-Netsuke. Hotei con el niño. Hecho de marfil. Autor Ryoraku-© Trustees of the British

018-Netsuke. Hotei con el niño. Hecho de marfil. Autor Ryoraku-© Trustees of the British Museum.

019- Netsuke esqueleto con abanico detrás de la mujer que toca el samisen y un mono que bebe sake-Hecho de marfil-realizado por Gyokkosai -© Trustees of the British

019- Netsuke esqueleto con abanico detrás de la mujer que toca el samisen y un mono que bebe sake-Hecho de marfil-realizado por Gyokkosai -© Trustees of the British Museum.

020-Netsuke- Rakan transportando a Kannon-Hecho de madera pintada-© Trustees of the British

020-Netsuke- Rakan transportando a Kannon-Hecho de madera pintada-© Trustees of the British Museum.

Información e imágenes también en el Metropolitan Museum of Art ENLACE

021-Netsuke -Ashinaga y Tenaga -siglo 18-realizado en madera- Metropolitan Museum of Art

021a-Netsuke -Ashinaga y Tenaga -siglo 18-realizado en madera-vista posterior. Metropolitan Museum of Art

021-Netsuke -Ashinaga y Tenaga -siglo 18-realizado en madera- Metropolitan Museum of Art.

021a- Netsuke -Ashinaga y Tenaga -siglo 18-realizado en madera-vista posterior- Metropolitan Museum of Art.

Ashinaga ("piernas largas") y Tenaga ("brazos largos") son dos figuras míticas que utilizan sus extremidades mejoradas para capturar criaturas del océano. La pareja transforma así lo que podría parecer a primera vista como desfiguraciones físicas en un atributo de beneficio mutuo. Aquí Tenaga agarra la pesca del día, un pulpo, en su mano izquierda.

022- Netsuke -Extranjero que lleva un gallo -siglo 19-en marfil- Metropolitan Museum of Art

022- Netsuke -Extranjero que lleva un gallo -siglo 19-en marfil- Metropolitan Museum of Art.

Comerciantes portugueses, españoles y holandeses llegaron a los puertos japoneses desde mediados del siglo XVI, pero sólo a los holandeses se les permitió oficialmente permanecer en Japón después de la exclusión política nacional que fue promulgada en 1638. Los Netsuke reflejan a los extranjeros a menudo con ropa tan inusual (para ellos), como pantalones y camisas con volantes, luciendo sombreros elaborados, y transporte de animales exóticos.

023-Netsuke- campos de otoño con mantis religiosa-Atribuido a Ryûsa-siglo XVIII-marfil tallado- Metropolitan Museum of Art

023a-Netsuke- campos de otoño con mantis religiosa-Atribuido a Ryûsa-siglo XVIII-marfil tallado-detalle- Metropolitan Museum of Art

023-Netsuke- campos de otoño con mantis religiosa-Atribuido a Ryûsa-siglo XVIII-marfil tallado- Metropolitan Museum of Art.

023a-Netsuke- campos de otoño con mantis religiosa-Atribuido a Ryûsa-siglo XVIII-marfil tallado-detalle- Metropolitan Museum of Art.

El calado, a la agujeta de esta netsuke lleva el nombre de Ryûsa, el escultor se atribuye la invención de esta técnica. La pieza, tallada en un torno, está ahuecada. Los contrastes oscuros y sombríos interiores con las superficies más claras de marfil, tallado en altorrelieve, y la superficie punteada que aparece aquí como niebla, crea una sensación de espacio dentro de los confines de este netsuke de dos pulgadas de diámetro.

Algunas de las imágenes pueden tener copyright, en todo caso y como siempre se utilizan aquí a titulo pedagógico y para ningún otro uso sin autorización expresa de la respectiva fuente.

Otros enlaces de interés sobre este tema:

Buena información e imágenes en procoleccionismo ENLACE

Descripción de los diferentes tipos de netsuke en este ENLACE

En la página comercial BuddhaMuseum.com encuentran varias figuras de netsuke expuestas desde todas las perspectivas ENLACE

En Google imágenes tienen muchas a diferentes tamaños ENLACE

Saludos.

12 comentarios :

  1. Hola César. Una maravilla esas esculturas, en distintos materiales, que nos muestras. Un ejemplo más de lo asombroso que es el arte japonés.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Pini, si que son una maravilla sobre todo si se tiene en cuenta que la mayoría no median mas de 4 x 2 centímetros. Feliz año nuevo. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Cesar: agradecida como siempre por el trabajo tan maravilloso que nos acercas semana a semana. Que decirte de estas esculturas en miniatura en las que se aprecia la perfeccion de los artistas en el tallado. A eso sumarle la informacion tan acabada que nos brindas sobre la historia y las esculturas que nos brindas. Un saludo afectuoso y todos mis deseos de un maravilloso 2013 para ti. Nora Fowler

    ResponderEliminar
  4. Hola Nora, realmente son un trabajo artesanal increíble, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de miniaturas (4x3 cms la mayoría). Feliz 2013. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    Gracias por incluir mi blog en su estudio sobre el netsuke. Siempre es agradable poder compartir sobre los temas que nos interesan. El netsuke nos ofrece un universo tan grando como pequeñas son las tallas y todos los días aprendemos algo o nos sorprende una nueva pieza. Solo agregaría para sus lectores, que si alguno desea iniciar una colección de netsuke, que antes de comenzarla lea mucho sobre el tema y visite colecciones y museos. Lo digo desde la experiencia de que todas las piezas que compré durante los dos primeros años de mi colección, ya no están en ella...
    Felicitaciones por su sitio y hasta un día de estos, quizá con los Okimono?

    ResponderEliminar
  6. Hola Carvalen

    No hay por qué darlas su blog se merece ser conocido por su calidad de imágenes y la amplia información que ofrece. Ciertamente el netsuke es un arte que desconocía hasta realizar el post, me maravilla la capacidad artesanal de los artistas que lo ejecutan en un tamaño tan diminuto y con tanto detalle. Muy oportuna la indicación a los que deseen hacerse con alguna pieza de estas obras, siempre es oportuno saber todo lo posible sobre el tema antes de intentar la compra de alguna obra.

    Gracias por la felicitación, y ¿Por qué no?, un día de estos me informare sobre los Okimono y preparare algo al respecto.

    Saludos y feliz nuevo año.

    ResponderEliminar
  7. Después de dar un repaso por tu blog, no me queda más que felicitarte por tu gran trabajo, a todos a los que nos gusta la historia y el arte, sin duda, es un regalo, con tu permiso, y por supuesto citando la fuente, este blog se ha de dar a conocer, muchas horas de busca y recopilación de datos, pero merece la pena por todo lo que nos aportas.

    Un saludo y ya tienes una seguidora más.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Maite, por supuesto tienes mi permiso para difundir lo que creas conveniente. Feliz 2013. Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Una vez más un impresionante trabajo, riguroso e interesante, nos estás acostumbrando mal.
    JV

    ResponderEliminar
  10. muchas gracias por tu valiosa e interesante informaciòn

    Japòn es un pais con tanto que enseñarnos

    ResponderEliminar
  11. Hola mocycullen, pues si, sobre todo si te vas a algún pueblecito perdido donde aun se conservan las tradiciones porque lo que es en las grandes ciudades parece que estés en Estados Unidos. Saludos.

    ResponderEliminar